in

Louis van Gaal: “Messi y Neymar no me gustan como jugadores de equipo”

El sucesor de Michels y Cruyff en la escuela más innovadora del último medio siglo analiza la temporada que ha supuesto un renacimiento del fútbol holandés

“Aquí la niebla aparece de repente, ¡de la nada!”, alerta Aloysius Paulus van Gaal señalando la difusa línea del horizonte y advirtiendo de los violentos fenómenos atmosféricos del Mar del Norte mientras camina sobre las dunas de Noordwijk. A sus 67 años, el exentrenador del Ajax, el Barça y el United, resiste al paso del tiempo con la energía que le llevó a convertirse, tras Michels y Cruyff, en pieza fundamental de la cadena de genios del país que más ha influido en la transformación del fútbol contemporáneo. Nadie está más autorizado para explicar el resurgimiento del fútbol de Holanda en 2019. Pero, cada vez que reflexiona sobre ello, desemboca en el mismo punto: Lionel Messi.

Pregunta. Holanda es un país de pintores, de artistas. ¿Siente que su trabajo tiene una veta artística?

Respuesta. No.

P. Pero usted ama el orden, y el orden constituye la base del arte.

R. Yo creo que todo equipo necesita una estructura cuyo propósito sea la colaboración entre cada uno de los integrantes. El fútbol es un deporte de equipo no un deporte individual. En España olvidan esto a veces porque tienen estrellas. Yo creo que la estrella debe ayudar al equipo a ganar. Y en el mundo del fútbol esto no es lo corriente.

P. ¿No piensa que el fútbol se ha automatizado de tal manera que ya solo impera ese espíritu de colaboración, porque el héroe individual es más incapaz de resolver problemas que hace 20 años?

R. No lo creo. Mire al Barcelona. ¿Cuántas Champions han ganado con el que dicen que es el mejor jugador del mundo? Mire a Neymar en el PSG. ¿Cuántas Champions ganó? Neymar y Messi me gustan como futbolistas individuales, no como jugadores de equipo. Yo creo que en los juegos colectivos no hay nada más importante que el jugador de equipo.

P. ¿Cuál es el mejor jugador de equipo que ha visto esta temporada?

R. Uno de los mejores es James Milner. En la final de la Champions jugó como defensa y como centrocampista. Es fantástico que pueda ofrecer eso a los 33 años. ¿Y los delanteros? Todos juegan para el equipo. Salah, Firmino y Mané trabajan muy duro en defensa porque Klopp quiere presionar. Hasta hace unos meses vio la luz: comprendió que presionar no es siempre lo correcto. Depende de las condiciones. Su Dortmund era más ofensivo que su Liverpool, en donde aprendió que a veces tienes que replegarte un poquito, juntar tus líneas y contragolpear. Eso es bueno para Salah, Mané y Firmino porque son muy rápidos para aprovechar los espacios a la espalda de la defensa rival. Lo sufrió el Barça. Creo que Messi debería preguntarse cómo es posible que lleve tanto tiempo sin ganar una Champions.

P. Usted era el seleccionador holandés la última vez que Messi ganó un partido importante con Argentina, en el Mundial de 2014.

R. ¡Pero nos ganaron en la tanda de penaltis! ¡No vi mucho a Messi en ese partido! Nosotros fuimos mejor equipo.

P. ¿Insinúa que el Barça no gana más Champions por el carácter individualista de Messi?

R. No estoy ni en el vestuario ni en los entrenamientos del Barcelona. No puedo juzgar. Me gusta Messi como jugador individual. Es el mejor jugador individual del mundo porque sus estadísticas son asombrosas. ¡Me gusta! Pero, ¿por qué no gana la Champions desde hace cinco años? ¿Por qué? Como capitán, debe preguntarse por qué el equipo no gana en Europa. El Barça tiene una plantilla maravillosa. ¡No puedes decir que Rakitic sea malo, ni que Coutinho sea malo, o que Alba sea un mal jugador, o Ter Stegen un mal portero, o Arthur o Vidal…! Creo que Messi también es responsable de lo que está sucediendo en el Barcelona. No solo el entrenador. Los jugadores tienen una parte sustancial de responsabilidad de lo que sucede en el equipo.

P. Al parecer Messi quiere reunirse con Neymar otra vez. ¿A usted qué le parece?

R. Que recuerdo que Neymar en el Barça jugó al servicio de Messi. No estoy en contra de Neymar. Es fabuloso pero en el PSG no juega para el equipo. Y yo creo que todo jugador debe jugar para el equipo. Incluso Messi.

P. ¿Cree que el Barça carece de la estructura adecuada?

R. Da la impresión. Pero no puedo juzgarlo. Tienen una plantilla de 30 jugadores y creo que Messi debe adaptarse al equipo y no al revés. Guardiola lo hizo jugar para beneficio del equipo pero los últimos entrenadores se han adaptado demasiado a Messi en lugar de proteger el espíritu de equipo. Eso es lo más importante.

P. ¿Por qué en los últimos 50 años las grandes revoluciones tácticas del fútbol provienen de Holanda? Este Ajax ha hecho cosas que no veíamos en mucho tiempo.

R. El Barça ya hizo lo que hizo este Ajax porque Messi puede driblar en espacios reducidos rodeado de no importa cuántos defensores. Lo que sucede es que no solo Messi es capaz de jugar así: Coutinho, Busquets, Dembelé, Roberto y Alba también son futbolistas creativos en este aspecto. El Ajax tuvo eso con Ziyech, Tadic, Neres, De Jong y Blind, que son jugadores muy creativos para maniobrar en espacios reducidos. Solo que lo hacen en su propio país, y eso no es el máximo nivel. El máximo nivel es la Champions, y ahí te debes cuidar de la calidad de los rivales. Por eso el Barça perdió en cuartos de final por 4-0 contra el Liverpool. Si hay un verdadero espíritu de equipo, al máximo nivel este resultado es imposible. Incluso en la Champions es inconcebible que el Barça pierda por esa diferencia con los jugadores que tiene.

P. ¿No le parece que la dinámica de este Ajax es algo realmente nuevo? Cuando Pochettino vio el intercambio de posiciones continuo dijo que eran jugadores irresponsables. ¿Esta movilidad es parte de un plan o responde al carácter de los individuos?

R. Claro que siempre dependes de la calidad y el carácter de tus jugadores. ¡Siempre! Como entrenador debes hacer una adaptación. Este es el arte de Ten Hag. Pochettino no va descaminado, solo que piensa en estructuras de cinco años atrás. Yo creo que aquí también hay una estructura. El Ajax siempre jugó así, solo que no tan caótico. Esto deriva de los jugadores. Ten Hag les permitió atacar con este caos pero cuando perdían la pelota el caos se disipaba porque todos sabían exactamente lo que tenían que hacer. Contra equipos que aparcan el autobús necesitas este caos. Y hoy en día esto ocurre constantemente porque el fútbol es mucho más defensivo que en el pasado. ¡Ya no es más bonito! Pero este Ajax puede desmantelar este tipo de defensas. Este caos es provechoso. No están locos porque han logrado equilibrarse cuando pierden la pelota. Tienen el antídoto contra el caos.

P. ¿De Ligt es el antídoto?

R. De Ligt y De Jong eran un antídoto. De Jong puede defender estupendamente bien. Pero el gran antídoto es la orientación colectiva del equipo sobre la pérdida de la pelota. No basta con el talento defensivo natural si tu equipo no tiene un equilibrio entre ataque y defensa.

P. ¿Qué es más importante, el espíritu de equipo o la táctica?

R. La táctica. Pero solo puedes cumplir con tu idea táctica cuando tienes espíritu de equipo. Por supuesto que con Messi gozarás de los beneficios de Messi, pero al final ganará el mejor equipo. Este año se ha demostrado una vez más.

P. Usted vio entrenar a Rinus Michels. ¿Cuál fue su creación más importante?

R. El principio del fútbol total. La idea táctica de que todos deben defender y atacar. Lo consiguió con especialistas en cada posición. Defensas grandes y altos como Blankenburg, Hulshoff o Vasovic; centrocampistas puros como Neeskens o Haan, y atacantes especializados como Keizer, Cruyff o Swart. La idea fue fútbol total con especialistas. Él tenía esa estructura en la cabeza. Luego Cruyff jugó con especialistas pero añadió flexibilidad. Jugó con falso nueve e implementó a Koeman como defensa cuando él era centrocampista. Cruyff quería armar la jugada desde atrás y acompañó a Koeman de Alexanco o Nadal, que eran tíos fuertes siguiendo la herencia de Michels. ¡Al menos un especialista! Y entonces llegó Van Gaal y jugó con dos defensas centrales cuya primera virtud era iniciar la jugada, como dos koemans. Gané la Copa de la UEFA de 1992 con Danny Blind y Wim Jonk, un lateral ofensivo y un volante, jugando de centrales.

P. ¿Cuál es el rol del mediocentro en este esquema?

R. Hoy en día los armadores del juego deben ser los defensas centrales y el centrocampista más defensivo, porque solo atrás encuentras espacios para hacer la jugada. Por supuesto en el mediocampo también hay espacios, pero su aprovechamiento es más complicado. Frenkie de Jong puede hacerlo. Él puede crear superioridades, y también puede driblar y acelerar al inicio de la jugada. Esto es muy importante porque eventualmente te proporciona un hombre más que tu rival. Eso lo descubrí en los años noventa: debes hacer la diferencia no solo con el número diez sino con el tres y el cuatro. Porque cuando solo sales jugando con un defensa como Cruyff con Koeman, si eres el entrenador rival puedes diseñar una táctica para frenar a Koeman fácilmente, obligando a Nadal o Alexanco a iniciar la jugada sin tener el perfil adecuado.

P. ¿Qué cualidad no puede faltar en ese jugador que da el primer pase?

R. Danny Blind, el padre de Daley, era en sus orígenes interior derecho. Lo hice central porque tenía un magnifico sentido de la orientación. Mejor que el de Busquets. Era un artista de la anticipación de la jugada. Podía dar el primer paso antes de que lo diera su oponente y así la velocidad muscular deja de ser importante. Cuando estás en el eje de la defensa puedes correr en diagonal. Cuando corres en diagonal la potencia ya no es tan relevante porque los delanteros deben ir hacia la portería. Para un central girarse rápido es importante mientras no pueda anticiparse a la acción del contrario. Cuando lo ves venir ya te has girado antes que él llegue y puedes interceptar el pase. De Ligt es potente y rápido, y se orienta bien aunque creo que no tanto como Daley Blind. ¡El sentido de la anticipación se lleva en los genes!

P. ¿Por qué Michels concluyó que el 4-3-3 era el mejor modo de ocupar los espacios en el campo?

R. Yo estoy de acuerdo. Pero descubrí que el 3-4-3 también puede ser el mejor dibujo. En El Ajax ya hemos jugado contra dos delanteros con tres defensas y Koeman lo hizo con Cruyff en el Barça. Ahora el Barça ya no juega más así: emplean el 4-4-2 porque el extremo izquierda se ha convertido en interior.

P. Muchos entrenadores con plantillas excepcionalmente dotadas para atacar descartan el 4-3-3 en favor del 4-4-2 o el 4-2-3-1 para protegerse de los contragolpes.

R. Evidentemente la calidad de los jugadores es decisiva en esto. Pero el Barça debe preguntarse si siguen respetando su filosofía de juego. ¡Como club no puedes descuidar tu cultura! Con el 4-3-3 puedes defender fácilmente. El Ajax y el Barça lo han hecho con Michels, Cruyff, Van Gaal, Guardiola e incluso al principio con Lis Enrique. Pero necesitas el espíritu de equipo para desarrollarlo bien. Cada jugador debe cumplir con su parte. Y este no es el caso del actual Barça.

P. ¿Responsabiliza a los delanteros?

R. ¡No! Pero cuando pierdes la pelota debes hacer tu trabajo. Ten Hag ha entrenado a los atacantes para atacar de forma caótica y pensar estructuradamente cuando pierden la pelota. Después de la pérdida avanzan todos coordinadamente hacia el balón. En cinco segundos lo recuperan. El Barcelona hizo lo mismo hace años. El 4-3-3 es el mejor modelo para atacar y defender. Pero lo tienes que aplicar con los once jugadores. Incluso el portero debe sumarse al juego de campo para defender porque cuando avanzas al campo rival él debe hacerse cargo del espacio enorme a la espalda de su zaga. No todos los porteros pueden porque para eso necesitas sentido de la orientación y juego de pies. En el modelo del Ajax dependes más de la calidad de los futbolistas.

P. Puesto a crear un equipo sobre la base del 4-3-3, ¿qué jugador es la clave?

R. Todos los jugadores son importantes siempre que presenten las cualidades requeridas para cada puesto. Cada posición tiene un perfil. Pero como entrenador debes idear una estructura adaptándote a los jugadores y no siempre es posible desarrollar un 4-3-3. Debido a las cualidades de mi plantilla en la Copa del Mundo de 2014 ganamos 5-1 a España con un 3-4-3 que se transformaba en 5-3-2 en defensa. Este esquema también cubre muy bien el campo siempre que los carrileros sepan comportarse como laterales, interiores o extremos dependiendo de la situación del juego. Así aprovechamos a Sneijder como diez liberándolo por delante y formamos una línea de cuatro plana en el mediocampo con De Jong y Wijnaldun en el medio, Blind y Janmaat por afuera. La ocupación de los espacios fue perfecta porque por una cuestión física es más fácil defender el mediocampo con cuatro que con tres. Haces mejor las basculaciones. Incluso para presionar la salida de los centrales contrarios: los apretábamos con los dos puntas mientras los extremos apretaban a los laterales. Pero cuidado: este 3-4-3 solo se desarrolla adecuadamente si tienes agallas. No muchos entrenadores las tienen.

P. ¿Por qué?

R. Porque necesitas que los laterales actúen como extremos. De lo contrario el 3-4-3 se queda en 5-3-2.

P. ¿No es más complicado encontrar líneas de pase con cuatro volantes que cuando juega con tres interiores? Una vez que recupera la pelota con ese 5-3-2 o ese 3-4-3, ¿cómo consigue elaborar con fluidez a partir de una línea plana de cuatro centrocampistas?

R. Con mediocentros de perfiles distintos. De Jong era el ancla y a Wijnaldun le gustaba desplazarse hacia arriba para meterse entre líneas y crear opciones de pase. No puedes atacar bien sin antes romper la línea de cuatro. La primera regla de cualquier esquema es conseguir la máxima amplitud con balón y compactarse sin él. Contra España, Sneijder nos ayudaba defendiendo y formábamos el 5-3-2 con Roben y Van Persie arriba. ¡Ganamos 5-1! Y el único gol español fue un penalti dudoso.

P. Ese fue el final de la edad dorada española. ¿Por qué cree que la selección no ha levantado cabeza?

R. Para mí es increíble. Adoro el fútbol español. Los jugadores parecen tenerlo todo. No es un problema a de falta de calidad o condiciones técnicas. Lo único que no puedo juzgar es cómo son personalmente, y esto es muy importante. Para jugar bien al fútbol tienes que jugar en equipo y ésta es una sociedad diseñada por gente que solo piensa en sí misma y nunca considera al prójimo. Las condiciones de vida han cambiado. Las computadoras son la gran diferencia social del siglo. Yo crecí con mi padre, mi madre, mis hermanos, mis hermanas, la escuela y el cura. Nada más. Necesitábamos comunicarnos. Ahora puedes vivir con tu ordenador. Ahí no hay nadie más y entonces te preguntas: “¿Qué puedes hacer con este mundo?”. Eso es lo único que te ocupa. Ese aislamiento se ha instalado en la sociedad. Pero el fútbol sigue siendo un deporte de equipo, no individual. Como institución, como club, como entrenador, debes encontrar un antídoto contra esta realidad que estamos creando. ¡Cuánta vida social había en España cuando llegué en 1997! Había ordenadores pero solo los usaba la gente más preparada. La moda era el zapeo. Mirabas TV3 y al segundo siguiente cambiabas a TVE, y al siguiente a Telemadrid. Así comenzamos a perder la capacidad de concentrarnos. Yo tuve que recurrir a los antídotos: la sofrología, la psicología, la visualización…

P. El Ajax hiso sus mejores partidos con Tadic como falso nueve y el día que Dolberg volvió a la titularidad como nueve puro coincidió con la derrota y la eliminación ante el Tottenham. ¿El nueve es una figura en crisis?

R. Cruyff desempeñó ese papel de falso nueve muchas veces como jugador y luego como entrenador introdujo la misma idea en sus equipos. Cruyff hacía los mismos movimientos que Tadic. La clave es Van de Beek, que corre hacia el área mientras Tadic baja a la mediapunta. Comparten puestos. Para jugar con un falso nueve como Tadic necesitas un Van de Beek en el mediocampo. Por eso Van de Beek comenzó siendo suplente: porque cuando jugaban con Dolberg, que no sale del área, lo tenía que asistir con pases de gol y ese no es el perfil de Van de Beek. Ambos se solapaban. Las permutas desorientan a los centrales. Pero no son nuevas. Puskas lo hacía con Hungría y Di Stefano con el Madrid porque sus compañeros iban a la posición que él dejaba libre. Para conseguir esta armonía deben ponerse todos de acuerdo y esto forma parte de la estructura artística del entrenador. Cuando Tadic, Van de Beek, Ziyech y Neres hacían sus permutas, no afectaban al equilibrio del equipo porque todos habían convenido que cuando perdieran la pelota la presionarían entre todos.

P. ¿Cree que la Premier es la Liga más competitiva?

R. Sí, pero no porque tenga mejores futbolistas. A pesar de todos los fichajes la Premier no tiene a los mejores porque la filosofía en España es educar a los jugadores para usarlos. Los clubes ingleses compran porque tienen más posibilidades financieras, pero fichar entraña un riesgo de adaptación. Táctica y técnicamente, la Liga es mejor. Pero la Premier es más competitiva porque la presión sobre el balón es más alta que en España.

P. ¿Cómo analiza el experimento del PSG?

R. No tienen el espíritu de equipo adecuado. Es evidente. Lo vi en el Parque de los Príncipes el día que le ganaron 3-0 al Bayern en la Champions, en 2017. Lo vi en el campo: los compañeros no eran felices con el estilo de juego de Neymar. Y siguen sin ser felices.

P. ¿Percibe esa infelicidad en la falta de movimientos sin balón? ¿Los buenos desmarques son más importantes en el fútbol moderno?

R. Siempre fueron igual de importantes. Pero más importante que moverse es el momento en el que te mueves. La mayoría de los jugadores de máximo nivel no tienen esa cualidad. Debes interpretar las intenciones de tus compañeros y tus contrarios. Demasiadas lecturas al mismo tiempo.

P. ¿Puede mencionar un jugador que lo haga bien?

R. Salah se desató cuando el Liverpool se replegó en lugar de presionar tanto. Y Van de Beek es la pieza que completó la obra de Ten Hag. Frenkie de Jong también sabe moverse en el momento justo para quedar libre. Busquets lo hace siempre. Busquets anticipa el espacio abierto entre los rivales. Y Xavi era incuso más intuitivo para encontrar el espacio libre porque podía acelerar la jugada. Busquets pasa el balón al jugador más próximo, mientras Xavi era capaz de encontrar la segunda o la tercera estación en el desarrollo de la jugada. Guardiola era de esta especie, pero Xavi le mejoró. Xavi está entre los mejores futbolistas de todos los tiempos.

P. ¿Cuál es el gran logro de Guardiola en Inglaterra?

R. Practicar el juego de ataque que emociona al público en general. Igual que el Ajax solo que menos caótico. El City es más estructurado. Pep es un hombre estructurado y sus jugadores deben hacer lo que él piensa. Con Teh Hag los jugadores pueden ejecutar cosas diferentes de las que él indica. Con el City tú solo ves la mano de Guardiola. Ganar todo los títulos durante dos años jugando al ataque en Inglaterra es un logro único. Es más fácil conseguir esta racha defendiendo y jugando a la contra. Mourinho ganó muchos títulos a la defensiva. El gran desafío es ganar la Champions con la idea de Guardiola.

P. ¿Cree que es más complicado ganar la Champions jugando al ataque?

R. Sí. Guardiola la ganó con el Barcelona porque tenía a Messi y porque no dejaba que Messi jugara a su manera. Esa es la diferencia. Messi se ajustó al plan de Guardiola, y no al revés. Guardiola consigue lo más difícil: que los jugadores se muevan en la dirección exacta en el momento preciso. Para conseguir algo así debes crear un lenguaje, un espíritu de equipo, una comunidad. Mire Agüero. Jugó para sí mismo hasta que Guardiola lo cambió y ahora se mueve en el momento indicado. Ese es el arte de entrenar.

P. ¿Echa de menos entrenar?

R. No exactamente. Echo de menos vivir cada día con jóvenes. Echo de menos desafiarlos y los echo de menos a ellos porque me desafiaban a mí. ¡Ahora casi siempre me relaciono con gente de mi edad!

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

Comments

0 comments

El Mallorca completa la heroicidad y sube en dos años de Segunda B a Primera

El señuelo Neymar