in

La tele también juega

El partido inaugural, que contó con 45.261 personas en el campo, fue seguido por más de 9,3 millones de telespectadores, mientras las marcas apuestan por anuncios atrevidos y originales

Para que continúen con su legado, para canalizar sus frustraciones o, simplemente, para compartir algo con ellos, muchos padres desean para el futuro de sus hijos el pasado de ellos. No fue el caso de Claudine Le Sommer. Ella, futbolista, anhelaba para su pequeña Eugénie una vida lejos del balón. “No era que no quisiera que mi hija jugara al fútbol, era solo que después de haber sido una futbolista relativamente talentosa sabía los desafíos a los que se enfrentaban las mujeres. El deporte no era reconocido en absoluto”, explica Claudine, al diario británico de The Telegraph; “solía decirle a Eugenia: ‘cuando eres una niña, el fútbol es divertido. Puedes jugar con tus amigos y con los chicos de la escuela, puedes ganar juegos y marcar goles, pero no hay nada para nosotros después de eso”. Claudine estaba equivocada. Su hija Eugénie ganó nueve ligas francesas y seis Champions.

“Tiene un salario digno, con acuerdos con muchas marcas y formando parte del empoderamiento global que las mujeres están viviendo gracias a la pelota; no puedo sentir más orgullo”, dice Le Sommer madre. Y el orgullo viene con un bonus track: “Veo la cara de mi hija por todos lados”. El Mundial femenino ha colonizado la televisión: según datos de la FIFA, en Francia 9.830.000 espectadores vieron el estreno de Les Blues en la Copa del Mundo con un pico de 10,9 del share. El 44,3% de los franceses que estuvieron sentados frente a su televisor vieron la goleada de Les Blues frente a Corea del Sur (4-0).

Antes del pistoletazo oficial del mundial, la selección francesa preparó una emotiva campaña de publicidad: Naissance d’une passion. No fue la única selección que apostó por ganarse un espacio en el corazón de la afición a través de un anuncio. Inglaterra buscó originalidad: celebridades británicas, desde el príncipe Guillermo hasta el exfutbolista David Beckham, pasando por la popular actriz Emma Watson, anunciaron a las 23 Lionesses que viajaron a Francia. Alemania fue un paso más allá, un vídeo reivindicativo: “Jugamos por una nación que ni siquiera sabe nuestros nombres. Pero sabéis que hemos sido campeonas de Europa tres veces ¿Verdad? No, es que fueron ocho”, se arrancaban las mujeres de la Mannschaft en la original campaña. “No tenemos pelotas, pero sabemos como usarlas”, concluyen las alemanas que ya vencieron a China (1-0) y que comparten grupo con España.

“Es poner de relieve el lugar de la mujer en el deporte”, asegura Maria Teixidor, directiva responsable del fútbol femenino en el Barcelona. En marzo, el club azulgrana lanzó la campaña We are footballers, una manera de explicar, en esencia, que la pelota no le pertenece a los hombres ni a las mujeres: el balón es de los futbolistas. “Es vital el compromiso de las instituciones y de las marcas. Es importante visibilizar, por supuesto, pero más importante es hacerlo desde la autenticidad”. La empresa Nike realizó una popular publicidad -más de un millón de visualizaciones en YouTube- en la previa de Francia 2019: Dream Further. En 1991, cuando se celebró la primera Copa del Mundo en China, poco se hablaba del Mundial y mucho del anuncio del primo de Zumosol. Un contexto muy diferente del actual.

“Es increíble el momentum del deporte femenino. Nos entusiasma apoyarlo e inspirar a la nueva generación de atletas mujeres. Y esta copa del mundo era una oportunidad para hacerlo. Como marca tenemos que generar esa energía para más gente en el mundo”, subraya Amy Montagne, vicepresidenta de Nike. En el anuncio la protagonista es Makena Cooke, una jugadora de 10 años procedente de California, que, cogida de la mano de las grandes figuras del fútbol femenino, se anima a soñar hasta con lo más inaudito: una mujer en el banquillo del Camp Nou. “Tanto hombres como mujeres tenemos que apoyar a este momento y a este grupo de mujeres en la Copa del Mundo. Utilizamos en el anuncio a Neymar, Piqué y Coutinho porque son deportistas icónicos”, explica Montagne.

La FIFA apuesta por duplicar la cantidad de mujeres federadas en 2026: 60 millones. “Antes jugábamos para 1.000 personas, hoy hemos logrado saltar al campo ante 60.000 espectadores”, cuenta Mapi León, en alusión al Atlético-Barcelona en el Wanda que batió el récord de asistencia para un partido de fútbol femenino. Tengo cuatro hijas, la presión en casa para que haga algo en favor del fútbol femenino es muy alta. No soy para nada objetivo pero, bromas aparte, es una prioridad para la FIFA», aseguró Gianni Infantino, presidente de la FIFA.

El estreno de España ante Sudáfrica en el Mundial lo siguieron una media de 859.000 espectadores por televisión y tuvo un pico de 1,3 millones. El pasado viernes, 45.261 espectadores asistieron al Parque de los Príncipes para ver el estreno de Francia ante Corea del Sur. Uno de ellos era Claudine Le Sommer. Su hija Eugénie inauguró el marcador. Será que la pequeña Makena Cooke tenía razón: “Don´t change your dream. Change the world (No cambies tu sueño. Cambia al mundo)”.

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

Comments

0 comments

Ettore Messina regresa al baloncesto europeo ‘vestido’ de Armani

Los árbitros fallaron al no señalar una falta de DeMarcus Cousins a Marc Gasol