in

La electricidad enciende las quejas de los consumidores

Casi una de cada cinco hogares se considera poco satisfecho con el servicio de las compañías energéticas al considerar que sus precios son elevados

Las compañías del sector eléctrico no logran quitarse de encima la mala imagen que tienen ante los ciudadanos, quienes muestran su insatisfacción en el trato que mantienen con estas empresas por delante de cualquier otro de su vida diaria, como por ejemplo el de la telefonía. Las eléctricas son las peor valoradas por un 19,1% de los usuarios, según el último Panel de Hogares elaborado por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), con datos del último cuatrimestre de 2018.

De esta forma, las cuestiones relacionadas con la luz vuelven a recuperar el primer lugar entre las críticas de los españoles, una posición que las eléctricas han mantenido intacta casi de forma continuada en los últimos años. El segundo lugar lo ocupan los servicios de banda ancha fija (con un 17,9% de hogares descontentos) y el de la telefonía fija (15,2%). El sector energético acumula un nivel de satisfacción moderado solo entre el 39% de la población, muy lejos de otros servicios como el de Internet móvil, con hasta un 60% de usuarios contentos con esos servicios contratados.

El principal motivo que explica el descontento con las energéticas es el precio que pagan en sus recibos mensuales. Porque el 90,5% de los usuarios de luz consideran que esos costes son caros, un porcentaje que en el caso del gas natural también es muy elevado, en entorno del 85%. Un segundo motivo de quejas se centra en la falta de claridad en las facturas, en muchas ocasiones incomprensibles por la complejidad de los conceptos y la heterogeneidad de datos que incluyen periódicamente.

A pesar de esta mala percepción, las eléctricas y las gasistas son las compañías de servicios del hogar que menos reclamaciones o denuncias reciben por parte de los usuarios: apenas un 6% de los hogares inician este tipo de acciones contra las corporaciones. Esos movimientos de protesta son mucho más elevados en casos como el de la banda ancha fija, donde hasta un 18% de los hogares presentan reclamaciones.

El repunte de la luz del día 7

La mala percepción de las eléctricas llega apenas unos días después de que se haya generado otra polémica por el repunte del precio de la luz en el mercado mayorista el pasado martes, cuando el coste alcanzó los 11.498 euros/Mwh entre las 20.00 y las 21.00 horas, mientras que el coste medio de ese día apenas rozó los 52 euros/Mwh. Es decir, 220 veces más de lo normal en determinados minutos de esa franja horaria.

El problema afecta exclusivamente a los usuarios que tienen contratado el precio regulado (PVPC). Se trata de la tarifa que se rije por los precios que marca el 'pool' en cada hora, tanto al alza como a la baja. Este colectivo representa aproximadamente un 42% de los 26 millones de consumidores domésticos. Al resto, un 58%, aplican las condiciones de unos contratos cuyos precios vienen fijados por cuotas fijas, independientemente de cómo se comporte el mercado diario.

Desde Competencia aclaran que de las 744 horas con las que cuenta el mes de mayo, el repunte del precio fue dentro del tramo de una hora, lo que representa aproximadamente un 0,8% del importe final. Sería, por tanto, menos de una fracción de céntimo de euro en el cómputo global del recibo mensual.

En los primeros diez días de mayo, el precio de generación eléctrica se encuentra, de media, en los 46 euros/Mwh, lo que supone un 6% inferior al de abril, aunque todavía es casi un 8% superior al de hace un año. La caída mensual de precios se produce después de que las centrales eólicas estén aportando más de un 27% del total de la energía para consumo por delante del resto de instalaciones, según Red Eléctrica.

En el fondo de este conflicto subyace, según indican fuentes del mercado eléctrico, la pugna de las compañías ante la reforma del sistema de formación de precios que tiene previsto acometer el Gobierno, un procedimiento sobre el que la CNMC también tendrá que pronunciarse. El 'pool' ha acumulado críticas cuando, en determinados momentos de los últimos años, ha registrado un comportamiento inusualmente alto, que ha obligado a investigar a Competencia. Es una compleja fórmula en la que las centrales ofrecen su energía a un precio determinado y se paga el más elevado de todos -de ahí que se denomine 'marginalista-, lo que cosecha conflictos en determinados momentos.

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

Comments

0 comments

Urano

Llega el primer episodio de calor del año con nueve grados más en el norte de España