in

La cultura como terapia

Sorprende que nuestras televisiones, y especialmente la pública, no estén sabiendo ver la enorme oportunidad que la obligada cuarentena de todo un país encerrado en sus casas brinda para llevar a nuestros hogares programas de verdadero interés. El confinamiento durante semanas sería una ocasión de oro para poner en marcha una amplia oferta cultural y educativa, que no se está produciendo, desde grandes clásicos del cine a documentales y entrevistas, reponiendo incluso programas ya emitidos. Por favor, piensen que mejor oportunidad que esta para hacer llegar la cultura a millones de españoles no la van a tener.

Jorge Juan Fernández, Valladolid.

¿Se imaginan cómo sería el confinamiento sin música, libros, películas o series de televisión? Evidentemente, necesitamos comer para sobrevivir, pero para vivir como seres humanos plenos necesitamos cultura. Gracias “titiriteros”.

Miguel Oppenheimer, Bruselas (Bélgica).

Tiempo de confinamiento, tiempo de lectura. Este extracto de La vida perenne, de José Luis Sampedro, debiera ser un aldabonazo en la conciencia de la ciudadanía, y muy especialmente en la de la clase política. “La historia exige hoy, entre otros cambios, sustituir el individualismo por una organización social basada en la solidaridad espontánea y no en la agresiva competencia. El hombre solo es humano en sociedad y solo es libre cuando todos los son… Frente al individualismo hay que entronizar la solidaridad en este mundo global empequeñecido por la técnica; frente al hombre valorado solo como productor-consumidor hay que realzar al que vive otras dimensiones humanas; frente a la obsesión por poseer más, la de hacerse mejor; frente a la competencia agresiva, la cooperación”.

F. Javier Santos, Santiago de Compostela (A Coruña).

Pese a que la Red wifi sea accesible para la mayor parte de la población en España, todavía quedan alumnos sin recursos que no pueden permitirse conectarse a Internet. Ellos no pueden estudiar desde casa, ni acceder a las clases virtuales ni a ningún tipo de contenido divulgativo o cultural en línea. Estos días también se quedarán sin una fuente axial de ocio. Por el bien del empoderamiento juvenil, del derecho a la información y a la libre expresión, de ahora en adelante será menester que se procure garantizar el acceso a Internet.

Álvaro Mella López, Madrid.

El pinchazo con la aguja nos ha contagiado. Con las calles vacías, la hierba vuele a nacer en las rendijas del asfalto. Preparaos para cuando las enredaderas oculten las ventanas, los edificios, las ciudades. Solo queda rezar para que recibamos pronto el beso de la princesa o el príncipe que nos despierte de esta pesadilla.

Tomás Antón Serrano, Madrid.

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

Comments

0 comments

El laurel

Recluidos