in

La brújula para encontrar tu bar ideal de fútbol

La aplicación de Mediapro Futbar tendrá a comienzos de la próxima temporada una base de datos de 40.000 establecimientos por toda España

Tampoco en esto hay consenso: no a todos los que prefieren ver el fútbol en bares les gustan los del mismo tipo para sentarse a disfrutar de un partido. Algunos necesitan estar rodeados por correligionarios del mismo equipo —sin rivales a la vista—, hay quien solo concibe el fútbol con una caña fría y en locales cuyo ambiente se asemeje al del estadio, y otros, sin embargo, prefieren sosiego, un cóctel, pantalla gigante o incluso una carta gourmet de comida. Para servir de brújula a la hora de escoger en qué bar presenciar un partido de LaLiga en cualquier localidad española Mediapro lanzó esta temporada Futbar, aplicación que antes del inicio de la próxima campaña contará en su base de datos con 40.000 establecimientos hosteleros y que promete incluir, además, innovaciones tales como sorteos y porras (entre clientes de un mismo bar y también abiertas a la competición de un local con otro).

Cuenta Alex Bescós, uno de los responsables de Futbar, que el primer propósito era sencillo: situar los bares en el mapa, indicar qué bar emite el partido en la zona en la que se encuentra el aficionado en ese momento. En España hay en torno a 120.000 locales que televisan fútbol, pero de acuerdo con datos de LaLiga, casi el 50% de ellos lo hace sin licencia, de manera pirata. “Los registrados en la aplicación están validados por los operadores (Movistar, Vodafone, Orange, Telecable y Deion), son legales. Ayudamos a los hosteleros contra aquellos que compiten deslealmente. Trabajamos como si fuéramos, por decirlo así, su departamento de marketing, acercándoles a clientes afines”, explica Bescós. Sara Vega, directora de Comunicación de Lizarran, confirma el aumento del tráfico los días de partido. De los 200 establecimientos de la franquicia por toda España aproximadamente la mitad emite asiduamente partidos de fútbol y su facturación se incrementa un 22% de media los días en que se disputa un encuentro de interés general.

El segundo propósito de los desarrolladores de la aplicación va un poco más allá. “Nos dimos cuenta de que hay mucha gente que va a los bares para socializar, que no son necesariamente seguidores acérrimos de un club pero que aprovechan la excusa del fútbol para disfrutar del ambiente y relacionarse unos con otros”, indica Iván Justel, responsable de comunicación de Mediapro. Justel explica que pretenden potenciar eso tan positivo que se genera en los bares durante un partido mediante juegos con premios oficiales (este año, por ejemplo, hubo cuatro ganadores que pudieron viajar al Wanda Metropolitano a ver el enfrentamiento entre el Atlético de Madrid y el Sevilla FC), sorteos y descuentos para los que, viendo un partido en un bar, tengan la aplicación instalada. Han recibido, hasta el momento, 65.000 descargas. El próximo septiembre Justel calcula que serán 120.000.

Localiza el bar con fútbol más cercano a tu ubicación

El que regenta Manu Gutiérrez en Valladolid, La Herminia, es un bar muy futbolero y volcado con el Real Valladolid. Cuenta que organiza entre sus clientes quinielas y que incluso sus parroquianos habituales, amigos ya, compiten semanalmente entre sí en un fútbol fantasy de LaLiga, un juego en que los participantes alinean cada jornada un once y reciben una puntuación según el desempeño de sus futbolistas sobre el césped. Tras el último partido de esta temporada, sorteó entre sus clientes la camiseta del Real Valladolid firmada por todos los jugadores. Su vínculo con el club es fuerte, tanto que fue el bar el encargado de entregar en el mes de marzo una distinción oficial al centrocampista pucelano, internacional por Marruecos, Anouar Tuhami. “Es un buen ejemplo, es la clase de experiencia que Futbar pretende extender a los aficionados tanto en bares pequeños como en grandes cadenas”, dice Bescós.

Entre los grupos que se juntan a ver un partido en Casa Maravillas, en Madrid, siempre hay alguno de sus miembros que mira en derredor, a las paredes, con cierta perplejidad, con el convencimiento de que el entorno le suena de algo. “Cada año caen más o menos un par de rodajes de anuncios en el bar”, afirma Antonio Barrado, uno de los encargados del local. “Casi siempre relacionados con el fútbol”. En 2010, en ese bar se reunieron en torno a un futbolín Maradona, Pelé y Zidane. Fue para la publicidad de una marca de lujo. Una fotografía de Annie Leibovitz —que Casa Maravillas conserva como un tesoro entre su decoración— da cuenta del momento. “No hace tanto fue James [centrocampista colombiano que milita actualmente en las filas del Bayern de Múnich] quien estuvo aquí grabando”, recuerda Barrado.

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

Comments

0 comments

Ricciardo pierde la sonrisa

La política de la interrupción