in

El Supremo estudiará si fue legal la salida de Rull de la cárcel para visitar a su hijo en el hospital sin permiso judicial

  • Servicios Penitenciarios de Cataluña se acogió a un artículo del reglamento que permite permisos extraordinarios por urgencia
  • El juzgado de guardia de Manresa señaló que el competente era el Supremo, pero que existía el artículo que finalmente se aplicó

El exconseller catalán Josep Rull saliendo del Tribunal Supremo en una imagen de archivo

EFE / Ballesteros

El Tribunal Supremo estudiará la legalidad de la autorización que la directora de la cárcel de Lledoners concedió al exconseller Josep Rull el pasado sábado 5 de enero sin permiso judicial del alto tribunal para salir de la cárcel para visitar a su hijo pequeño en el hospital tras sufrir una fuerte conmoción, según han confirmado a TVE fuentes jurídicas. Si se aprecia que se ha podido cometer algún delito, se enviará el caso a la Fiscalía para que informe al respecto, añade Efe. 

Servicios Penitenciarios de Cataluña -que dependen directamente de la Generalitat porque las competencias sobre las cárceles en esta autonomía están transferidas- argumentan que se acogieron al artículo 161.4 del reglamento penitenciario, que permite a la dirección del centro conceder permisos extraordinarios "en los supuestos de urgencia", tras consultar con el juzgado de guardia de Manresa.

Las fuentes del Govern citadas por TVE argumentan, de hecho, que consultaron a este juzgado para defender que había permiso judicial y que actuaron de acuerdo a la legalidad.

El Juzgado de Instrucción número 4 de Manresa, sin embargo, no concedió un permiso judicial como tal al declararse no competente porque la decisión correspondía al Tribunal Supremo. No obstante, lo que sí que hizo es señalar la posibilidad de acogerse al artículo de la urgencia, que en cualquier caso, apuntó, era una "decisión gubernativa" pero no judicial.

"No ha lugar a conceder (ni dejar de conceder) permiso extraordinario

"No ha lugar a conceder (ni dejar de conceder) permiso extraordinario de salida al interno Josep Rull Andreu, preso preventivo en el Centro Penitenciario de Lledoners, por carecer este juzgado de competencia para hacerlo de conformidad con lo dispuesto en el artículo 161.4 del reglamento penitenciario", reza el auto con fecha 5 de enero difundido por el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña. El juez toma esta decisión en contra del criterio del fiscal que apoyo la salida de Rull al considerar que el juez de Manresa sí podía tomar la decisión.

El magistrado Pedro Cerviño señala que el artículo 161.4 establece en su punto 3 que en caso de presos preventivos "será necesaria, en todo caso, la autorización expresa de la autoridad judicial a cuya disposición se encuentre el interno", que en este caso es el Tribunal Supremo.

No obstante, señala que "en todo caso, el Centro Penitenciario "dispone del procedimiento previsto en el punto 4 del artículo 161, que establece que "en los supuestos de urgencia, el permiso extraordinario podrá ser autorizado por el director del establecimiento [de la cárcel], previa consulta al Centro Directivo si hubiere lugar a ello, y sin perjuicio de comunicar a la Junta de Tratamiento la autorización concedida".

Una salida de dos horas para ver a su hijo

El Tribunal Supremo -el competente para decidir sobre los permisos de los acusados en el procés- solo tuvo conocimiento de la concesión de este permiso a posteriori cuando recibió una comunicación de la prisión de Lledoners, sobre la que tiene competencias la Generalitat porque la gestión de las prisiones en Cataluña está transferida. En esta comunicación, no se adjuntó documentación médica alguna del menor que justificara la salida, explican las fuentes jurídicas a Efe.

El hijo pequeño de Josep Rull, de 6 años, sufrió una fuerte conmoción tras caerse al suelo durante un vis a vis familiar en la cárcel el mismo sábado por la mañana. El menor perdió el conocimiento y fue trasladado de urgencia en ambulancia al hospital Sant joan de Déu de Manresa, según fuentes penitenciarias de Cataluña. Tras despertarse, señalan, el pequeño pasó todavía unas horas desorientado, sin reconocer a sus familiares, hasta que se recuperó y recibió el alta ese mismo día.

La petición de la cárcel al juzgado de guardia de Manresa para conceder a Rull un permiso extraordinario "por una grave enfermedad de su hijo" se manda por fax a las 14.20 horas. La resolución judicial no llega hasta las 17.00 horas. El conseller salió de la cárcel bajo custodia policial a las 17.18 y regresó unas dos horas después, a las 19.20.

El exconseller se enfrenta a una petición de 16 años de cárcel por parte de la Fiscalía por presunta rebelión y malversación.

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

Comments

0 comments

Díaz niega diferencias con la dirección federal del PSOE y reitera que no se irá

“Es bueno fichar a jóvenes, pero el Madrid no perdona”