in

Bruselas libera a España del procedimiento por déficit excesivo y se prepara para ‘castigar’ a Italia

Las cuentas españolas pasan ahora a estar controladas en el llamado brazo 'preventivo', en el que, en lugar del déficit, se tienen en cuenta los esfuerzos estructurales

La economía española se libera del foco escrutador de la Comisión Europea e Italia puede entrar de lleno bajo él en cuestión de semanas. La Comisión Europea ha propuesto formalmente este miércoles que España abandone el llamado procedimiento por déficit excesivo, que refuerza la vigilancia sobre las finanzas públicas de los Estados bajo amenaza incluso de enfrentarse a sanciones, y que se activa cuando se rebasa el 3% del PIB. La decisión se ha anunciado formalmente este miércoles, aunque se esperaba desde hace meses ya que en 2018 España cerró el déficit en el 2,5 %, por debajo de ese máximo del 3 %, y las previsiones para este ejercicio y el próximo apuntan a un 2,3% y a un 2% respectivamente.

«Ha sido un camino largo y ahora España tiene que seguir trabajando para que sus cuentas públicas sigan en orden», ha resaltado Valdis Dombrovskis, vicepresidente de la Comisión Europea y para el Euro. Siguiendo la recomendación del Ejectivo comunitario, será el Consejo de Asuntos Económicos y Financieros, (Ecofin) el que dará el visto bueno en su reunión de la próxima semana (14 de junio) en Luxemburgo. «España se situará a partir de ese momento bajo el brazo preventivo», una fórmula ya menos intensiva cuyo propósito es el de vigilar que el déficit no vuelva a descontrolarse.

De los once Estados miembros a los que en 2009, en pleno ciclo de recesión económica, se incluyó en el procedimiento por déficit excesivo, solo quedaba España. «Era el último de estos procedimientos y los españoles han hecho un importante esfuerzo durante este tiempo. Sabemos que aún quedan problemas, sobre todo a nivel de desempleo. Pero es una recompensa y sirve de aliento para que España continúe por esta senda de presupuesto serio», ha remarcado Pierre Moscovici, comisario europeo de Asuntos Económicos y Financieros.

Ahora el problema es Italia. Después de un enfrentamiento inédito entre Bruselas y Roma por el presupuesto de 2019, después de la frágil tregua alcanzada en diciembrre, la Comisión Europea decide que ha llegado el momento de proponer medidas disciplinarias contra un país que el pasado año cerró con una deuda pública del 132% de su Producto Interior Bruto y se elevaría por encima del 133% este año. Los criterios de la deuda «no se cumplen y nos planteamos abrir un procedimiento por déficit excesivo». En este caso, la decisión final podría demorarse hasta julio. En lo que se refiere al déficit la previsión es que Italia rebase de largo ese umbral del 3% este año hasta situarse en el 3,6% si no corrige su camino.

Porque las políticas planteadas por el gobierno de los populistas de Cinco Estrellas y los ultraderechas de la Liga Norte han generado «importantes problemas de confianza en la economía italiana con el agravamiento incluso de loos tipos de interés. Esperamos que pueda rebajar un nivel del 135% del PIB en su deuda que ha generado una auténtica bola de nieve», subrayaba Dombrovskis.

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

Comments

0 comments

Ribera insta a actuar «con diligencia» para retomar la subida del diésel

Maragall paraliza las negociaciones con Colau hasta que frene la «subasta» y decida con quién quiere pactar